UN AÑO PARA INICIAR UNA VIDA SALUDABLE

Ene 22 2018

La mayoría de las personas al iniciar el año se trazan una serie de metas y propósitos para cumplir, sin embargo, a medida que pasa el tiempo se van olvidando y aplazando para el siguiente año, es por esa razón que en el Blog HV te compartimos estos 12 consejos, para tener una vida saludable en 12 meses:

  1. Enero: No caigas en dietas milagrosas.
    Al iniciar el año, las personas se trazan la meta de disminuir el peso que ganaron durante las festividades de manera rápida, esto los hace más propensos a caer en planes de dieta y/o suplementos alimenticios que ofrecen cambios extremos en corto tiempo arriesgando la salud.

  2. Febrero: Crea una rutina más activa.
    Es indispensable incorporar actividad física a la rutina diaria; para el 2018 se recomienda un estilo de vida que implique más movimiento en todos los sentidos: usa las escaleras, parquea lejos de tu destino, juega con los niños, usa el transporte público, etc.

  3. Marzo: Duerme mejor.
    Dormir bien es tan importante y positivo para el organismo como llevar una buena alimentación o practicar actividad física. Un sueño reparador permite controlar el estrés, rendir mejor en el trabajo, controlar el peso corporal, mantener un estado de ánimo equilibrado, entre otras.

  4. Abril: Empieza a fijarte en la etiqueta de los alimentos.
    Es de suma importancia fijarse en los nutrientes que podrían afectar la salud, tales como el azúcar, grasas saturadas, grasas trans, colesterol y sodio. Si estos superan el 5% del consumo diario detente y prefiere otro alimento, o compara entre marcas cuál es el más favorable según el tamaño de porción.

  5. Mayo: Aprende a cocinar.
    Al cocinar los alimentos en casa se evita tener una alimentación basada en productos ultraprocesados y en comidas rápidas, además se realiza mayor control en las técnicas de preparación de los alimentos, evitando un consumo excesivo de frituras y azúcares. Se propone aprender y preparar una receta nueva cada semana, esto mejorará la salud propia y la de nuestra familia.

  6. Junio: Compra alimentos de temporada.
    Uno de los principales motivos por los cuales las personas no consumen frutas y verduras, es porque su valor excede su presupuesto, por esta razón se recomienda adquirir frutas y verduras de temporada y de crecimiento local, es decir, que se cultiven en la región en donde se reside. Además, si se tiene la oportunidad, se pueden cultivar en casa, mediante huertas caseras.

  7. Julio: Sé consciente al masticar los alimentos.
    La digestión comienza en la boca, donde el contacto con los dientes y las enzimas digestivas de la saliva descomponen los alimentos. Hoy en día la mayoría de las personas aceleran toda la experiencia de comer, apenas reconociendo lo que están poniendo en la boca. Comen mientras están distraídos, trabajando, leyendo, hablando y viendo la televisión, en promedio mastican cada bocado sólo ocho veces cuando lo recomendado es mínimo 20 veces y es por esta razón que los niveles de problemas gástricos, tales como estreñimiento y acidez estomacal aumentan cada año.

  8. Agosto: Evita el consumo de sal de mesa.
    El uso de hierbas aromáticas y especies ayuda a reducir el consumo de sal sin afectar el sabor de los alimentos. Para nuestras comidas podemos usar ajo, ajíes, cebolla, tomate, jengibre, limón, entre otros, para poder sazonar sin incrementar el consumo de sodio en la dieta. Si se desea consumir sal se recomienda la sal marina natural, pues aporta magnesio que regula el metabolismo y es importante en el proceso de formación de los huesos.

  9. Septiembre: Aumenta el consumo de verduras.
    Las verduras son alimentos con pocas calorías pero con un alto contenido de vitaminas, minerales, agua y fibra que promueven un estado adecuado de salud, evitando la aparición de enfermedades crónicas, se recomienda consumir por lo menos 2 porciones de verduras al día.

  10. Octubre: Hidrátate.
    Empieza con algo sencillo y consume un vaso de agua antes o después de cada comida (mínimo 5 comidas al día). Al mantenerse hidratado se disminuye la sensación de hambre, se eliminan toxinas y el organismo funciona mejor.

  11. Noviembre: No comas a deshoras.
    Saltarse las comidas o evitar una de ellas durante el día aumenta la posibilidad de incrementar el peso, esto debido a que aumentan los niveles de insulina produciendo ansiedad y necesidad de consumir abundantes alimentos. Además, al existir ayuno, el organismo empieza a usar el músculo como fuente de energía y el tejido graso de reserva, es por esta razón que se recomienda consumir de 5 a 6 comidas al día en porciones pequeñas.

  12. Diciembre: Evita el consumo excesivo de bebidas alcohólicas.
    El consumo excesivo de alcohol aumenta las probabilidades de padecer de sangrado de estómago o esófago, inflamación y daños en el hígado y páncreas, cáncer de esófago, hígado, colon, cabeza y cuello, mamas y otras áreas; hace más difícil el control de la presión arterial y afecta la capacidad de razonamiento y juicio. Esto puede provocar un daño permanente a su memoria, a su capacidad de razonamiento y a la forma como se comporta.

 

 

Nathalia Andrea Vargas
Nutricionista de Investigación y Desarrollo HV

Comentarios

Encuéntranos en Facebook

Últimas Entradas